La teoría del caos

La teoría del caos

A pesar de que llevaba bastante tiempo dándole vueltas a la idea de tener un blog, no terminaba de arrancar. Son tantos los blogs existentes, tantas las personas que cada día se enfrentan ante la responsabilidad y la ilusión de comenzar uno propio que siempre me asaltaban las dudas y lo posponía.

De pronto la vida me ha colocado ante las circunstancias propicias para dar por fin el paso definitivo y me pongo a ello con una cierta osadía infantil, pero no tanta como para negar la evidencia de que hay que tener un “plan”, un tema que me mueva a estas páginas al menos un vez a la semana, a contar mis historias que tal vez  en algún momento se conviertan también en las historias de otros.

webportada

La teoría del caos :“El  batir de las alas de una mariposa en Brasil puede producir unos días más tarde un tifón en China”. Todas las  acciones por insignificantes que parezcan están siempre relacionadas de manera que pueden provocar efectos futuros imprevisibles. Estas invisibles conexiones han sido motivo de interés desde los anónimos proverbios chinos hasta Ray Bradbury y su inquietante relato de ciencia ficción  “El Ruido de un trueno” pasando por Pascal y Poincaré y sus atractores extraños.

El Efecto Mariposa basado en la teoría del caos, desarrolla la idea de que una variación insignificante acaecida en un sistema inicialmente caótico puede generar un efecto considerablemente grande a corto o largo plazo. Curiosamente el diagrama que lo mide obtenido por el meteorólogo  matemático Edward Lorenz  se asemeja en su gráfica a la imagen de una mariposa.

Lorenz_system_r28_s10_b2-6666

Hoy en día la matemática caótica ha dejado de ser teoría para encontrar aplicaciones prácticas en áreas tales como la física cuántica, la meteorología, la estadística o incluso los crecimientos de población o los flujos migratorios, como por ejemplo el de la mariposa monarca y su fascinante aventura de 6 meses entre Canadá y Méjico.

El Rosario Santuario Mariposa Monarca

Pensando en caos, mariposas y tifones: No puede ser casualidad que el término maremoto (otra forma de decir tifón) haya sido un nombre cariñoso con el que algunas personas se refieren a mi y que yo misma utilizo como sello para mis aficiones y trabajos.

Tampoco es casualidad que me encante buscar conexiones invisibles entre las cosas. Y es que es tan humano y tan atractivo sucumbir al encanto que tiene ir encadenando acontecimientos. ¿Acaso no lo hacemos cada día en nuestros pensamientos o en nuestras charlas de sobremesa con amigos?. Este salto de tema en tema como las mariposas van de flor en flor no siempre es productivo, incluso incomoda por la falta de concentración que supone perder el hilo inicial, pero a la vez es tan emocionante como comenzar un viaje sólo con el billete de ida.

Si hago caso las señales me están indicando con claridad el “plan”. La teoría del caos será el camino a seguir en esta nueva andadura. Pero este camino no va a ser como el sendero flotante descrito por Bradbury en su relato, diseñado para impedir que se toque el entorno, y que está prohibido abandonar por miedo a modificar el pasado con consecuencias nefastas para el futuro. De mi camino si me puedo, me debo, desviar para encontrar entre la maleza esas mariposas que llevarme de vuelta a casa y cambiar con su aleteo mi futuro.

safari copia

CITAS:

  • http://es.wikipedia.org/wiki/Ray_Bradbury
  • http://nationalgeographic.es/animales/insectos/mariposa-monarca
  • http://es.wikipedia.org/wiki/Henri_Poincaré
  • http://www.imdb.com/title/tt0318081/?ref_=fn_al_tt_1/El sonido de un Trueno

2 Comments

  1. Estupenda la paradoja de establecer ‘un plan’, basado en la ‘teoría del caos’!! Genial!.
    Suerte y un beso.

    Reply
  2. Enhorabuena no me esperaba menos de ti. Habia muchos planes eres unica. Viva el kaos en tu vida. Un beso muy grande

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *