El Iphone 6 de Marvin

El Iphone 6 de Marvin
  • Marvin es de Islas Filipinas.
  • Marvin tiene una fantástica mujer y tres hijos, trillizos.
  • Marvin trabaja como camarero en un barco de crucero.
  • Marvin tiene un IPhone 6.

El mundo está repleto de vidas diferentes, de gentes diferentes con trabajos diferentes, como Marvin, es bueno conocerlos porque muchas veces metidos en nuestras rutinas podríamos pensar que todo es igual, plano, como aquellos antiguos que se negaban, mas por miedo que por desconocimiento, a la evidencia de la redondez de la tierra.

IMG_0216

De un tiempo a esta parte el turismo de cruceros está haciéndose más y más popular. Lo que antes era un lujo sólo para economías privilegiadas ahora es para muchos una forma de disfrute de sus  vacaciones muy aceptable. Ya se que tiene muchos detractores también, pero hay que reconocer que sin esta alternativa la posibilidad de visitar como turista algunos lugares del mundo se hace un poco difícil, casi imposible; estoy pensando por ejemplo en Muscat en el Sultanato de Omán, Juneau en Canadá, o Manaos en Brasil.

marvin tiene un Ipone6_pfoto2

En uno de estos barcos navega y vive, desde hace más de quince años, Marvin. Durante al menos nueve meses del año trabaja más de quince horas diarias, sin fiestas y sin fines de semana. Uno tras otro todos los días son iguales para él, lunes, martes…sábados o domingos. Marvin es uno de los mil tripulantes de un barco, así que no es desde luego único, sus condiciones son las mismas o incluso mejores que muchos de sus compañeros de trabajo ya que tiene una antigüedad y una experiencia que le permiten trabajar de cara al cliente, y es feliz por ello porque es de ese tipo de personas con una sensibilidad especial para tratar con la gente, es capaz de fraguar una amistad casi familiar en el tiempo que dura una cena a lo sumo dos. Él sabe percibir en cada semana de crucero con qué familias va a conectar y con cuáles no y tanto lo primero como lo segundo le parece bien porque, como buen conocedor de las personas, es muy respetuoso de las diferentes circunstancias de cada uno.

marvin tiene un Ipone6_foto4

Si algo tiene de bueno un crucero, al menos para mi, es que en alta mar no hay servicio de movil ni wifi (bueno esta última si pero a unos precios que te quitan las ganas). Casi mejor ya que te puedes dedicar a la lectura, la escritura, como yo ahora mismo, la conversación o simplemente a contemplar el mar mientras la nave avanza hacia su próximo puerto de destino. Esta desconexión en los tiempos que corren con tanto watshapp y redes sociales es casi purificante. Pero claro, también necesitamos saber de la familia que dejamos en tierra y que ellos sepan de nosotros.

marvin-tiene-un-Ipone6_foto6

La noche pasada el barco estaba atracado en el puerto. Al sentarnos en la mesa para comenzar la cena nos pide misterioso Marvin que le dejemos nuestro teléfono movil. Asentimos extrañados y tras manipular hábilmente el dispositivo nos dice mientras muestra una sonrisa de oreja a oreja: “Te he conectado a mi móvil que estoy compartiendo mi wifi durante la cena, así podéis mandar mensajes a la familia”. Era casi mayor su alegría que la nuestra que llevamos dos días sin mandar mensaje ninguno. ¡Qué grande eres Marvin!. Al analizar la conexión descubrimos que el movil de Marvin era un flamante IPhone 6. ¿Cómo es posible que un camarero de crucero tenga semejante modernidad?. Le preguntamos y nos contó su increíble historia:

En octubre pasado trabajando en un crucero por el Mediterráneo le tocó atender en una de sus mesas a un encantador matrimonio francés de más de ochenta años. Noche tras noche se contaron sus respectivas vidas, se enseñaron fotos….y al final se encariñaron tanto con él que empezaron a llamarle hijo ya que ellos no habían tenido.

  • “¿Cómo te comunicas con los tuyos?”: Preguntaron.
  • “Me es muy difícil, porque mi teléfono es muy antiguo.”: Respondió.

El 23 de octubre de 2014, cuando el barco atracó en el puerto de Barcelona le pidieron si podría desembarcar con ellos. Y así lo hicieron. Se encaminaron los tres del brazo a la tienda Apple del Paseo de Gracia y allí le regalaron un IPhone 6 de setecientos euros para que pudiera comunicarse con su mujer, sus trillizos, sus hermanas, y también con ellos que eran desde esa día como sus nuevos padres.

Así es como conocimos la maravillosa historia de un generoso matrimonio francés, un IPhone 6 y Marvin. Sus superiores le han recomendado en varias ocasiones para el ascenso a jefe de sala, pero él se niega porque a pesar de que sería mejor puesto de trabajo y mejor sueldo, no quiere perder el trato directo con los pasajeros que le hace ser como es y le permite vivir con una gran sonrisa cada uno de los días de los nueve meses que pasa lejos de su familia de Filipinas creando su nueva y numerosa familia por todo el mundo.

marvin-tiene-un-Ipone6_foto7

 

 

 

 

 

2 Comments

  1. Qué bonita historia!!
    Insisto… escribe un libro ya, nena tu vales

    Reply
    • Ay muchas gracias! Qué ilusión, y tu que me quieres bien hermanita!

      Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *