Cómo cobrar un logotipo por lo que vale

Cómo cobrar un logotipo por lo que vale

Lo que se por experiencia es que para poder cobrar un logotipo por lo que vale debemos empezar por trabajarnos muy mucho la propuesta económica que hagamos. Te aseguro que si presentas bien tu proyecto harás valer tus conocimientos, tu profesionalidad y tus horas de trabajo y defenderás tus costos con criterio y seriedad. Si queremos desterrar de una vez por todas el famoso “eso lo hace mi sobrino que dibuja bien”, nuestra propuesta económica debe estar bien documentada y ser “profesional”.

Mi secreto para cobrar un logotipo por lo que vale está en preparar una propuesta profesional

Para que valoren nuestro trabajo y sobre todo aprueben nuestro presupuesto es muy útil explicar qué conlleva, hacer ver que un buen logotipo lo hace un profesional usando su experiencia y sus conocimientos, sus medios y también sus horas. Estas horas de dedicación el cliente las comprende mejor si se fijan unas fases o etapas y se argumentan bien. Como el buen cirujano que te explica con claridad los pasos previos a la intervención que te va a realizar.


Las fases que yo desarrollo en mis presupuestos son:

  • Breafing
  • La fase de Investigación
  • Primeros Bocetos
  • Elaboración de Propuestas
  • Presentación
  • Trabajo sobre la propuesta elegida
  • Entrega final

 

1 – El Breafing: Haz Preguntas.

Aún en el supuesto caso de que tu cliente conozca a el significado de esta palabra te va a costar dios y ayuda que te entregue un breafing en condiciones y lo más probable es que te toque hacerlo a ti para evitar el temible: “ve tú haciendo propuestas a ver qué me parece”. Mi recomendación en este caso es ser proactivo. A lo mejor el cliente no tiene tiempo de redactar el susodicho informe pero seguro que lo tiene para una reunión que será vital para centrar el proyecto. Que te cuente, que hable sobre su empresa. Qué hace, qué vende, dónde quiere llegar. Descubre las propuestas estéticas que le gustan, a veces aunque el cliente piense que no tiene ninguna idea te sorprenderá comprobar que tiene muchas más de las que cree. Debemos descubrir si por ejemplo odia el color verde, no le gustan los dibujos de animales y las letras mayúsculas pero le encanta las plantas o las figuras geométricas. Y ojo que esta reunión acudan todas las personas que tengan capacidad de decisión, debemos analizar discretamente, la relación entre ellos y los puntos de confluencia y diferencias, para evitar que terminen diciéndote: “a mí me encanta pero a mi socio no le convence”.

Luego toca presentar las conclusiones de la reunión “no querías breafing…pues toma dos tazas”. Demuestra que has captado su idea y recalca el “su idea” porque en la medida que el cliente se sienta implicado va a reaccionar más positivamente a tus propuestas, démosle su hueco en el proyecto pero sin llamarse a engaño, que no piense que tiene que hacer tu trabajo, el profesional eres tú y no él.

cómo cobrar un logotipo por lo que vale

2 – La fase de Investigación: Abre los ojos.

El diseñador que se precie sabe que trabajar bien no es plantarse ante el ordenador a ver qué pasa. Hay que  estudiar las notas de la reunión, investigar a la competencia, inspirarse, y estar muchas horas con los ojos bien abiertos y la mente en un solo objetivo: ese logo, esa imagen que tenemos que encontrar. No se trata de copiar ojo. Todos entendemos que es perfectamente lícito para un pintor visitar exposiciones, museos y galerías en busca de inspiración. Nosotros también lo hacemos, que lo sepa tu cliente es vital. Internet nos ofrece un campo ilimitado de ideas, pero también podemos inspirarnos en libros, revistas, incluso caminando por la calle. Estar receptivos y llevar los ojos bien abiertos es crucial.

 

cómo cobrar un logotipo por lo que vale

3 – Los primeros Bocetos. Dibuja, dibuja.

Yo en esos días ando todo el día con un cuaderno y un lápiz encima llenado sus páginas de garabatos, formas, textos y figuras a mano alzada. Este comienzo es muy importante porque se le empieza a perder el miedo al proyecto, a la famosa hoja en blanco. Un “brainstorming” gestual dónde todo vale y de donde empiezan a sentarse las bases del trabajo, destacando algunas buenas ideas y descartando muchas malas.

cómo cobrar un logotipo por lo que vale

4 – La elaboración de la Propuestas. Échale horas.

Tras los bocetos seguro que ya tenemos dos o tres líneas de trabajo diferentes para desarrollar ya sentados ante el ordenador. En mi caso al menos suelen ser incluso opuestas, algunas más gestuales otras más geométricas. Ahora no queda otra que echar horas de trabajo para conseguir que esos trazos casi sin sentido se conviertan en unas propuestas de las que te sientas orgulloso. ¿Cuantas?, no demasiadas, nuestro criterio debe ser crucial para hacer una selección de dos o tres versiones. A mí me ayuda tomar distancia, intenso dejar al menos un día sin mirar el trabajo antes de decidirme. También suelo consultar a personas de mi entorno a ver qué opinan. Un punto de vista objetivo nos pone los pies en la tierra. Pero sin olvidar que tú debes tener la última a palabra.

cómo cobrar un logotipo por lo que vale

5 – La presentación. Ponlo bien bonito.

Fija de antemano en el presupuesto un número máximo de propuestas que vas a presentar y aunque es deseable que se decidan por una, acuerda también un precio por si se necesitan versiones adicionales. Que quede claro que el cliente puede y debe conocer tu porfolio previamente y si está trabajando contigo es porque le gusta tu estilo así que no debes consentir que te pida versiones ilimitadas, no es bueno para el trabajo, ya que lo complica, ni para tu reputación.

El logo bonito debe además parecerlo. Eres diseñador, presenta tu trabajo bien. Unas diapositivas de PowerPoint con las diferentes versiones pueden ser de ayuda y siempre con una explicación que argumente el camino que nos ha llevado hasta allí. También son muy útiles los Mock-Up  que nos dan una imagen de cómo queda el logo en una tarjeta de visita, la pantalla del ordenador, carteles, etc… os aseguro que esas presentaciones son fáciles de hacer y quedan muy resultonas.

cómo cobrar un logotipo por lo que vale

6 – Trabajo sobre la propuesta elegida: Los último retoques.

A tu cliente le gusta una de tus propuestas. Bien!. Pero seguro que quiere hacer alguna sugerencia. Hay que tener mano izquierda siempre y aceptar los cambios posibles sobre la misma, colores, tipografías… que acertemos a la primera es muy difícil pero esto no es malo. Demos la vuelta a la tortilla y valoremos la participación del cliente para terminar de pulir el proyecto, lo sentirá más suyo y esto siempre es en beneficio de todos.

cómo cobrar un logotipo por lo que vale

7 – Entrega del Final: Listo para llevar.

En base a mi experiencia de ya muchos años haciendo imagen de marca hay un momento en el que un logotipo en el que estoy trabajando deja de ser un “dibujo” para convertirse en una “imagen” y si cierro los ojos soy capaz de recordarlo como un todo, en ese momento considero que el trabajo está  listo para llevar. Entregaremos  el logotipo en varios formatos gráficos para que pueda adaptarse a los diferentes soportes en los que vaya a ser utilizado: eps, jpg, gif, png…etc. Asimismo se harán versiones en color y blanco y negro y versiones con diferentes composiciones entre el símbolo y el logotipo. Hoy en día los distintos entornos tanto offline como online demandan logotipos responsive, con versiones de ellos mismos que den más riqueza gráfica a la Identidad de la Marca. Aun así habrá siempre uno que sea el “Logotipo Base”.

cómo cobrar un logotipo por lo que vale

Una persona me dijo un día: “los clientes no es que no quieran pagar, lo que quieren es saber por qué pagan lo que pagan y sentirse bien con ello”. Nosotros tenemos que explicar por qué cobramos lo que cobramos para sentirnos bien también.

Espero que este post te haya sido de utilidad, si quieres ver algunos de mis trabajos te dejo un enlace aquí: /?p=2063

Nota: Las imágenes de este post diseñadas a partir de vectores libres de Freepik

2 Comments

  1. Muy interesante!! Te contrataría sin dudarlo

    Reply
    • Muchas Gracias Masión, Un beso

      Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *